jueves, 2 de octubre de 2014

PAUTAS PARA HACER UN BUEN RESUMEN

Introducción

·         Un resumen es una exposición general y abreviada de la materia o asunto de un texto. Sirve para transmitir la idea global sobre un tema.

·         Es un texto dependiente de otro texto fuente, por ello, hay que poner especial atención en evitar la dependencia de lo literal.

·         Exige comprensión y expresión.

·         Debe conservar o reflejar la cualidad de la información del texto fuente. No ha de seguir necesariamente su misma secuencia estructural. Puede imitarla o generar una nueva.

·         Utiliza el estilo propio de los textos expositivos.

·         Es útil para confeccionar fichas con la información esencial de los libros y fuentes de manejo para realizar trabajos; para repasar exámenes; en comentarios de texto, ayuda a sintetizar.

Pasos que hay que seguir:

·         Lee atentamente el texto.

·         Busca el significado de las palabras que desconozcas o intenta adivinarlo por su contexto.

·         Subrayar las ideas principales.

·         Escribir en el margen palabras clave para recordar qué has destacado.

·         Jerarquiza las ideas principales y la relación entre ellas mediante un esquema.

·         Anota cuál es el tema del texto.

·         Elabora tu texto empleando un estilo propio.

Estrategias:

·         Para un texto de entre 300 y 400 palabras, la extensión del resumen no debe superar las 80 palabras.

·         Suprime todo lo que puede ser secundario: datos, ejemplos, casos específicos, anécdotas, etc.

·   Transforma los hechos y acciones que se expresan mediante verbos en sintagmas nominales.

·         Sustituye los datos específicos que estén relacionados entre sí por palabras más generales que los incluyan.

·         Enlaza distintas ideas mediante oraciones compuestas.

·         Emplea elementos que conecten las diversas informaciones: conectores, reformuladores y marcadores.

·         Utiliza la tercera persona.

·         Desarrolla tu texto en un párrafo.

·         No mezcles tus ideas con las del texto.

Errores frecuentes:

·         Evita comienzos como “El autor del texto empieza…" para no reproducir innecesariamente la estructura del texto fuente.

·         Ser fiel al texto no impide mostrar tu estilo personal.

·         No copies literalmente oraciones.

·         Integra las ideas que tengan el mismo sujeto.

·         Utiliza sinónimos para evitar repetir las palabras del texto.

·         Emplea pronombres, determinantes y adverbios para recuperar la información dicha anteriormente.

·         Evita ser repetitivo.

·         Fíjate en que la puntuación de tu texto sea correcta.

·         Sé preciso pero no utilices el estilo telegráfico.




Revisión:

Lee despacio el texto que has elaborado y fíjate si responde a las siguientes preguntas:

·         ¿Tiene sentido lo que he escrito?

·         ¿He incluido todas las ideas principales?

·         ¿Habría que eliminar alguna idea secundaria?

·         ¿He empleado mis propias palabras para elaborarlo?

·         ¿Alguien que no haya leído el texto lo entendería?

1.      Si necesitas cambiar algo es el momento de reescribir tu texto.
2.    Vuelve a leer tu versión definitiva y decide si está terminado o no.
Publicar un comentario